lunes, 18 de abril de 2011

EMPRESA DE PRODUCCIÓN SOCIAL ORINOQUIA Esmero de un pueblo detrás de la elaboración de un celular

orinoquia20ene.jpg_DSC0231 copia.jpg_DSC0185 copia.jpg
Es típico encontrar que una empresa capitalista en nuestro país esté dedicada solamente a incrementar las ganancias y la cantidad de lo que produce sin tomar en cuenta las metas, necesidades y bienestar de los trabajadores.

Hoy en día esa perspectiva ha dado una gran vuelta, gracias a la verdadera Revolución, encabezada por el presidente Hugo Chávez, los trabajadores de las empresas socialistas se han sentido respetados y valorados ya que lo que se busca realmente es mejorar y dignificar su calidad de vida con algo más que un salario.

A través de la relación histórica que el jefe de Estado venezolano ha fomentado con la República Popular China, nace la Industria Electrónica Orinoquia S.A, ubicada en la Base Aérea "Generalísimo Francisco de Miranda" en La Carlota, inaugurada el 21 de mayo de 2010, con la finalidad de reimpulsar importantes proyectos de innovación y desarrollo, fortaleciendo con esto la soberanía tecnológica de nuestro país.

Esta empresa cuenta con la participación directa de los habitantes de Petare, quienes en su mayoría provienen del barrio La Unión, donde fueron seleccionados a través de un censo efectuado por los consejos comunales de la zona.

Son 63 mujeres y 45 hombres, en total 108 los trabajadores que le dan vida a la empresa socialista Orinoquia, incluidas dos personas en situación de discapacidad, que gracias a esta oportunidad pueden mejorar su calidad de vida.

Durante un recorrido realizado por esta industria, el ministro del Poder Popular para la Ciencia Tecnología e Industrias Intermedias Ricardo Menéndez, resaltó que el logro más importante de las empresas socialistas no sólo está en la producción ni la cantidad de lo que se fabrica, si no más que todo cómo y quién lo produce.

Debemos resaltar que estos son los aspectos inéditos que se deben mantener en un proceso de transformación social, la verdadera máquina para impulsar la soberanía venezolana fundamentalmente se basa en conocer el rostro de los trabajadores.

El orgullo de trabajar en Orinoquia

Una vez dentro de las instalaciones de la empresa socialista Orinoquia, los empleados debidamente uniformados y organizados en sus puestos de trabajo, dieron a conocer como se sienten al formar parte de esta empresa dedicada a la fabricación de celulares.

Luis Sulbarán forma parte del grupo de operadores de la fábrica Orinoquia, es vocero del consejo de trabajadores y fue escogido por el consejo comunal de Petare para ingresar al personal de la empresa.

Anteriormente, trabajaba en una empresa privada, al preguntarle sobre la diferencia entre ambas empresas respondió que “la diferencia entre una empresa privada y una empresa socialista es el amor con el que se hacen las cosas, esta fábrica es de todos y eso es marca la diferencia; mientras antes trabajaba para una sola persona, ahora trabajo para el pueblo”.

Sulbarán manifestó sentirse comprometido con el presidente de la República, “nuestro compromiso surge de la decisión del presidente de confiar en el pueblo, el amor que nos dio se está manifestando a través de nosotros, él entregó con amor cada minuto de su tiempo y su vida y por eso hay que continuar con este proyecto socialista”.

Al otro extremo de la línea de trabajo se encuentra Maribel García, ella se desempeña como operadora, desde que llega a su puesto de trabajo se encarga de revisar que esté en perfecto estado cada una de las funciones del teléfono.

Maribel sufre de poliomielitis desde los dos meses de nacida, es una enfermedad contagiosa, también llamada parálisis infantil que afecta principalmente al sistema nervioso, y esta circunstancia la llevó estar limitada a una silla de ruedas de por vida.

Al preguntarle como ha sido su experiencia en la fábrica Orinoquia respondió “me he sentido muy bien, ha sido maravilloso llegar a esta empresa, no tomaron en cuenta mi incapacidad si no mis ganas de trabajar”.

Ella llegó a la empresa por que fue escogida a través del consejo comunal de su zona, fue entrenada y así poco a poco fue aprendiendo cada día más acerca de la fabricación de celulares, “mis compañeros de trabajo me tratan excelente, todos los días uno aprende un poco más”.

Maribel García tiene cerca de un año trabajando en la empresa y se siente muy agradecida por esta oportunidad que la fábrica Orinoquia le brindó ya que por su condición no conseguía trabajo en ninguna empresa.

Forros Orinoquia se producen en el corazón de Petare

En el este de Caracas, específicamente en la parroquia Petare podemos encontrar la Unidad de Propiedad Social (UPS) Orinoquia encargada de la fabricación de estuches para celulares.

En la unidad de producción laboran un total de 33 trabajadores, 31 mujeres y 2 hombres, encargados del área de diseño, costura, troquelado, sellado y control de calidad de los forros.

Mabeli Hernández es costurera y ayuda en las áreas que la necesiten, tiene 9 meses trabajando en la empresa y manifiesta sentirse contenta porque está aprendiendo cosas nuevas, “yo nunca había cosido material de cuero, esto es nuevo para mí y me siento feliz porque cada día adquiero más conocimientos”.

Igualmente, expresa su conformidad por el trato que recibe por parte de los demás trabajadores de la empresa socialista “en cualquier problema que nosotras tengamos nos comprenden y nos ayudan”.

En cuanto a los beneficios Mabeli menciona que han sido excelentes, porque anteriormente no contaba con empleo y es madre de dos niños “con esto nos hemos ayudado bastante, ya tengo 9 meses aquí, el horario es flexible para cumplir con mi familia, el ambiente me gusta” resaltó.

Por su parte, Carmen Rodríguez madre de dos niñas, dice que la oportunidad que el presidente Chávez le ha brindado a las comunidades de Petare es indescriptible, “al fin trabajo cerca de mi casa y me da tiempo de compartir con mis niñas” comentó.

Carmen pertenecía al personal de mantenimiento de la Universidad Santa María ubicada en filas de Mariche, “me hacían trabajar días que no me correspondía y por un sueldo menor al que gano ahora, es decir trabajaba más por menos”.

“Los beneficios son excelentes, estoy mas cerca de la casa y puedo compartir más con mis hijas, tengo 6 meses trabajando aquí y ha sido una experiencia inolvidable”.

Manifestó su agradecimiento y compromiso con el presidente de la República ya que es madre soltera y con la creación de este tipo de empresas sociales puede mantener a sus hijos y darles una vida digna y estable.

Algunos venezolanos están acostumbrados a comprar equipos móviles a altos costos, producidos en otros países debido al proceso de transculturización y consumismo exagerado que predomina en nuestro país. Pese a esto cada día son más los venezolanos que creen en el proceso de transferencia tecnológica y el apoderamiento de la misma, para lograr con su esfuerzo productos de alta calidad para el disfrute del pueblo.

FUENTE: RADIOMUNDIAL.COM.VE